Nicaragua, el país que apuesta por la equidad y el empoderamiento femenino

Hoy 8 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer, con cientos de actos por todo el mundo. En medio de la lucha de Latinoamérica por los derechos de las mujeres, destaca Nicaragua. Y es que estudios internacionales, como el publicado hace algunos meses por el Foro Económico Mundial, indican que ocupa el séptimo puesto mundial en igualdad de género, solo superada por cinco países de Europa Occidental y Nueva Zelanda.

Las mujeres de este país centroamericano han dado un giro a los trabajos que antes eran exclusivamente para hombres. En la actualidad, alcanzan el éxito en roles que tradicionalmente no estaban reservados para ellas, allanando con su determinación el camino hacia una sociedad más inclusiva y justa.

Ejemplo de ello es Dayra Lazo Martínez, una bombera que ha dejado una marca indeleble en esa institución, siendo pionera en operación de equipos contra incendios en el país. Con ocho años de experiencia, ha demostrado con su trabajo que el género no determina la capacidad de respuesta ante las emergencias, inspirando a otras a seguir sus pasos.

María Isabel Juárez, una joven ganadera nicaragüense, también ha demostrado que todo es posible. Inspirada en la labor de su madre, considera que la independencia es el mejor testimonio de su legado. Con 25 años, emprende la elaboración de cuajadas, un producto que destaca por su calidad y sabor, similar al queso.

Con el propósito de apoyar y financiar las capacidades productivas de sus emprendedoras, sobre todo en el campo, Nicaragua ha desarrollado el programa ‘Patio Saludable‘. En el marco de su implementación, se espera establecer para 2024 más de 55.000 huertos familiares a través de la entrega de más de 3,5 millones de plantas, la mayoría frutales.

Equidad de la mano del Gobierno

Al respecto, Noreen White, de la dirección de Agricultura Familiar del Ministerio de la Economía Familiar, asegura que este tipo de iniciativas vienen contribuyendo a mejorar la calidad de vida de la población en cuanto que no solo proveen a las familias de alimento, sino que les permiten vender los excedentes y obtener un beneficio económico.

«Podemos decir que venimos contribuyendo a que las familias vengan saliendo de la pobreza, y ese es un mandato que tenemos como gobierno«, indicó.

Tomado de RT