«Pagarán un precio muy alto»: Corea del Norte reacciona a los últimos ejercicios de EE.UU y Corea del Sur

El Ministerio de Defensa de Corea del Norte condenó de forma categórica los «imprudentes ejercicios militares» de EE.UU y Corea del Sur, recogió este lunes la agencia de noticias estatal KCNA.

El portavoz de Defensa afirmó que estos países «tendrán que pagar un precio muy alto por su falsa elección, al darse cuenta de que esta les causa, a cada momento, un grave malestar en materia de seguridad».

Pionyang considera estas maniobras como una «amenaza militar e intento de agresión contra un Estado soberano, y les advierte en serio que cesen las acciones provocativas que generan inestabilidad«. Del mismo modo, se niega a describir dichos ejercicios como «defensivos».

En ese sentido, señalan que sus Fuerzas Armadas «seguirán de cerca las acciones aventureras de los enemigos y continuarán con las actividades militares responsables».

Las Fuerzas Armadas de Corea del Sur y Estados Unidos han iniciado los ejercicios militares Freedom Shield (Escudo de la Libertad, en español), que durarán hasta el 14 de marzo, y tienen como objetivo «reforzar la disuasión frente a las amenazas nucleares y de misiles de Corea del Norte».