Prepárense para discutir la rendición: Rusia da un consejo a Occidente sobre Ucrania

El representante permanente de Rusia ante la ONU, Vasili Nebenzia, aconsejó este jueves a los países occidentales que se preparen en el futuro próximo para discutir sobre la «rendición incondicional» de Ucrania.

«Muy pronto, el único tema de cualquier reunión internacional sobre Ucrania será la rendición incondicional del régimen de Kiev. Les aconsejamos a todos que se preparen para ello con antelación«, afirmó el diplomático en una reunión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Nebenzia aseveró que Occidente, a fin de «mantener a flote» la cuestión ucraniana a nivel internacional, ha buscado presentar los hechos de la manera que más le conviene, cosa que ahora se le dificulta por el contraste con la «masacre» israelí en la Franja de Gaza.

«Un régimen inhumano y misántropo»

Por otra parte, el representante ruso ante la ONU enfatizó que para Kiev y sus aliados resulta un obstáculo el hecho de que ciudadanos ucranianos compartan en redes sociales sus críticas sobre el despliegue de sistemas antiaéreos en barrios residenciales, medida que viola el derecho internacional humanitario

El alto diplomático enfatizó, además, que últimamente los militares ucranianos «empezaron a quejarse abiertamente» de que residentes de diferentes ciudades, como Odesa, Járkov, Nikoláyev y otras, suministran al Ejército ruso las coordenadas de los depósitos militares y puntos de despliegue de efectivos de las fuerzas de Kiev. «Esto pone de relieve la actitud real de la población civil ante lo que está ocurriendo», dijo.

Asimismo, Nebenzia hizo hincapié en el silencio de los Estados occidentales con respecto a la movilización de tropas adicionales en Ucrania, en particular, en lo que concierne a la rebaja de la edad de reclutamiento, que es evadida por funcionarios y sus familiares, y el nivel críticamente bajo de disposición a luchar de la población.

El diplomático aludió asimismo a la cancelación de las elecciones por parte de Zelenski, lo que viola los derechos del pueblo, y a los ataques ucranianos contra la central de Zaporozhie, que crean una amenaza de «catástrofe nuclear».

«Lo único que le queda al régimen de Kiev, en estas circunstancias, es actuar con rabia impotente según las peores tradiciones terroristas, bombardeando a propósito barrios pacíficos de ciudades rusas y cometiendo un verdadero atentado terrorista. Así es como pasará a la historia, como un régimen inhumano y misántropo, de terroristas y nazis, que traicionó los intereses de su pueblo y lo sacrificó por el dinero occidental y las dádivas para Zelenski y su círculo íntimo», concluyó Nebenzia.