Presidente de República Dominicana: «El primer ministro de Haití no es bienvenido»

El presidente de República Dominicana, Luis Abinader, afirmó que el primer ministro de Haití, Ariel Henry, «no es bienvenido» en el país por motivos de seguridad.

«No creo que sea una buena idea que el primer ministro esté aquí… que esté en otro país», precisó el mandatario en diálogo con el periódico Financial Times.

Abinader manifestó que su principal prioridad en este momento es garantizar la seguridad y la estabilidad nacional en medio del «caos» en el país vecino. «Ahora mismo no hay Gobierno, no hay autoridad, hay una falta total de seguridad, especialmente en el sur de Haití y en la capital y sus alrededores», subrayó.

En su opinión, para restablecer el orden y aliviar la crisis humanitaria haitiana, cada vez más profunda, es necesario el despliegue de una fuerza de mantenimiento de la paz. Advierte además que el país vecino está «camino al abismo» y la situación se deteriora cada vez más.

Al mismos tiempo, Abinader ha instado a la comunidad internacional para «unirse en el esfuerzo de pacificar Haití y desarrollar un plan viable hacia elecciones democráticas», recoge un comunicado de Presidencia. 

«La firme posición del presidente Abinader en estos asuntos refleja su compromiso con la seguridad de su nación y su disposición para trabajar hacia una solución pacífica en Haití, aunque manteniendo una prudente distancia dada la complejidad de la crisis», aseguró su oficina.

Intrincado regreso al país

Las palabras de Abinader complican los planes de Henry de regresar a su país, ahora asediado por las pandillas e inmerso en un clima de violencia extrema. El primer ministro inició un viaje al extranjero la semana pasada y se encuentra varado actualmente en Puerto Rico.

Se ha informado que, en un primer momento, Henry intentó volar de regreso a Puerto Príncipe a través de Puerto Rico, pero ante la ausencia de un plan de vuelo se le negó el aterrizaje y su avión fue desviado a Puerto Rico.