Pronostican escenario lluvioso por encima del rango normal a partir del 12 de junio

Nicaragua tendrá un escenario lluvioso por encima del rango normal a partir del próximo 12 de junio debido a la llegada de ondas tropicales, la formación de un Giro Centroaméricano y la llegada de la fase inestable de la Oscilación Madden – Julian (MJO), informó Meteorología del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales en el Boletín Informativo 1, Perspectiva Meteorológica emitido el 4 de junio.

Señaló que la formación del Giro Centroamericano y la MJO sobre la región, aumenta la probabilidad que se desarrollen ciclones tropicales ya sea en el océano Pacífico nororiental, Mar Caribe y golfo de México.

Por ello, el pronóstico sugiere un 70% de probabilidad de precipitaciones sobre el rango normal para la región del Pacífico, región norte, región central y zona oeste de las regiones del Caribe; un 50 % para la zona este de las regiones del Caribe.

Los mayores acumulados se registrarán en la región del Pacífico: zona occidental 491 mm; zona central 250 mm; zona sur 200 mm.

Los acumulados en la región norte de 130 mm a 265 mm; región central entre 200 mm y 100 mm. Región Caribe norte 30 mm a 90 mm; Región Caribe sur de 100 mm a 130 mm.

El Giro Centroamericano es la convergencia de aire húmedo e inestable que gira en sentido contrario a las manecillas del reloj, transportando humedad desde el golfo de México, océano Pacífico y Mar Caribe hacia Centroamérica.

Esta circulación ciclónica, en ocasiones genera varios vórtices que, si las condiciones ambientales son favorables puede crear ciclones tropicales.

La OMJ es un patrón climático inestable que se propaga hacia el este a una velocidad de 15 a 30 km/h a través de la zona tropical del planeta provocando formaciones de nubes que generan lluvias con descargas eléctricas.

Esta oscilación presenta dos fases:

Una fase convectiva que favorece la intensificación de las lluvias o una fase subsistente que inhibe las lluvias en las regiones.

La OMJ recorre el planeta en 30 a 60 días promedio hasta que regresa a su posición inicial en el océano Índico.