¿Quiénes son los candidatos presidenciales en El Salvador?

Los salvadoreños acudirán este domingo a las urnas a fin de elegir a su presidente para el periodo 2024-2029 entre seis candidatos, entre los que se encuentra el actual mandatario Nayib Bukele, quien busca la reelección pese a que está prohibida en la Constitución.

Los poco más de 6.200.000 ciudadanos salvadoreños habilitados para votar deberán escoger además de presidente y vicepresidente a los 60 diputados que conformarán la Asamblea Legislativa.

De acuerdo con lo informado por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) de El Salvador, las urnas electorales se abrirán a las 07:00 y cerrarán a las 17:00 horas locales (de las 13:00 a las 23:0 GMT), lo cual aplicará también para los centros de votación en el exterior.

Perfiles de los candidatos

Nayib Bukele es el candidato presidencial del partido oficialista Nuevas Ideas. Tiene 43 años de edad, es un empresario y actual jefe de Estado de la República.

Del 2012 al 2015 fungió como alcalde del municipio Nuevo Cuscatlán y posteriormente del 2015 al 2018 fue el alcalde de San Salvador.

Fue juramentado como presidente de El Salvador el 1 de junio del 2019 y ahora busca la reelección para un segundo mandato inmediato. Las encuestas lo señalan como el favorito para imponerse en las urnas.

La Constitución de El Salvador prohíbe la reelección inmediata, y solo la permite por una sola ocasión dejando pasar un periodo presidencial. Sin embargo, una sentencia de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia emitida en 2021 le abrió el camino a Bukele para poder lanzar de nueva cuenta su candidatura presidencial.

Bukele lleva como compañero de fórmula al actual vicepresidente del país, Félix Ulloa.

José Humberto Sánchez es el aspirante presidencial de la exgobernante Alianza Republicana Nacionalista (Arena).

Sánchez, con 56 años de edad, está graduado en Administración de Empresas y es empresario con inversiones en El Salvador, México y Estados Unidos.

En la década de 1980 salió del país y se radicó en Estados Unidos.

Ha sido reconocido por su éxito a nivel internacional y es su primera experiencia en política partidista.

Manuel Flores Cornejo, conocido como El Chino Flores, es el candidato del exgobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación nacional (FMLN).

Flores Cornejo tiene 59 años de edad, es un biólogo de profesión, fue alcalde de su natal municipio de Quezaltepeque en dos 

períodos consecutivos y diputado durante nueve años en el Congreso.

Luis Alberto Parada, de 64 años de edad, busca la presidencia de la república bajo la bandera del partido Nuestro Tiempo.

Es un militar retirado, tiene una licenciatura en Seguridad Nacional y Asuntos Públicos, abogado especializado en litigios internacionales y defensor del medio ambiente.

Se graduó en la Universidad de Georgetown y reside en Estados Unidos.

José Javier Renderos es el nominado a la Presidencia del país centroamericano por el recién creado partido Fuerza Solidaria, cercano al gobierno de Bukele.

Renderos es un médico ginecólogo de profesión graduado de la Universidad Evangélica de El Salvador, fue candidato a la alcaldía de la ciudad de San Miguel en el oriente del país por el partido Arena en el año 2018. Ocupó el cargo de concejal en dicha comuna hasta el año 2021.

Ana Marina Murillo es la única mujer postulada a la presidencia. Representa al colectivo político Fraternidad Patriota Salvadoreña.

Murillo es arquitecta de profesión graduada de la Universidad Albert Einstein. En la década de 1990 fungió como funcionaria de la Comisión Nacional de Restauración de Áreas (Conara) y ha estado al frente de proyectos de organismos internacionales como GTZ de Alemania y la Agencia para el Desarrollo Internacional de Estados Unidos (USAID).

Régimen de excepción

Las elecciones presidenciales se desarrollarán bajo el régimen de estado de excepción, impuesto por el Gobierno de Bukele desde marzo de 2022, con el argumento de combatir la violencia de las maras o pandillas.

Mediante el régimen de excepción, que es periódicamente renovado por la mayoría oficialista en el Parlamento, se suspenden algunas de las garantías constitucionales. Analistas han apuntado que bajo ese estado se han deteriorado los derechos humanos de miles de salvadoreños.

Tomado de teleSUR