Reparar puente de Baltimore, la pelea que viene en Congreso de EEUU

Reparar puente de Baltimore, la pelea que viene en Congreso de EEUU

El presupuesto para cubrir la reconstrucción del colapsado puente de Baltimore promete hoy convertirse en la batalla inmediata en el Congreso de Estados Unidos.

Para los demócratas es lógico que la administración de Joe Biden asuma el gasto, pero los republicanos se oponen.

La madrugada del martes pasado un portacontenedores de casi mil pies chocó, después de quedarse sin energía, con uno de los pilares del puente metálico de 2,5 kilómetros de largo Francis Scott Key provocando el derrumbe de la estructura.

Como consecuencia del fatal accidente seis trabajadores hispanos que se encontraban en labores de bacheo en el momento de la colisión y el derrumbe perdieron la vida. Solo dos de los cuerpos fueron recuperados.

El presidente Biden prometió el propio martes que el gobierno federal cubriría el enorme costo de reconstruir el Francis Scott Key, una importante arteria que alimenta el puerto de Baltimore, una de las rutas marítimas más transitadas del país.

La propuesta del mandatario, aunque ganó elogios de varios demócratas, especialmente aquellos en Maryland que opinan que el valor del puerto trasciende el estado, fue rechazada de inmediato por los republicanos.

Para los adversarios políticos no es una opción aprobar otra partida de gastos después de las recientes votaciones en el Congreso que avalaron un enorme paquete por el resto del año fiscal 2024.

Los republicanos sostienen que Estados Unidos simplemente no puede permitirse el lujo de acumular más dinero en la deuda nacional.

“¡La sola idea de que el gobierno federal pague por el puente de Baltimore es totalmente absurda!”, expresó el representante republicano Ralph Norman, citado por el diario The Hill.

Pero ellos no son los únicos que intentan plantar cara al presidente, pues algunos liberales también cuestionaron la idea de Biden, al estimar que la culpa de la tragedia recae sobre el propietario del carguero y que, por lo tanto, tendría que asumir los costes de reparación.

La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, dijo el miércoles en declaraciones a la cadena MSNBC que esperaba que los pagos del seguro cubrieran parte del costo de reconstrucción de la estructura derribaba.

Como es de esperar, este debate será más fuerte cuando los miembros del Congreso regresen a Washington a mediados de abril, tras las largas vacaciones de Semana Santa.

Por supuesto, aún no está claro cuánto costará la reparación del Francis Scott Key, pero estimados la sitúan en el orden de los dos mil millones de dólares.

Biden afirmó poco después de la tragedia que esperaba el respaldo en el Capitolio. «Mi intención es que el gobierno federal pague el costo total de la reconstrucción de ese puente, y espero que el Congreso apoye mi esfuerzo», dijo a los periodistas en la Casa Blanca.

Tomado de Prensa Latina