Revelan datos ocultos sobre la hermana desconocida de Shakespeare

Un académico del Departamento de Inglés de la Universidad de Bristol (Reino Unido), Matthew Steggle, reveló que un documento perdido hace mucho tiempo, que se pensaba que había sido escrito por el padre de William Shakespeare, pertenece en realidad a su hermana Joan, una figura relativamente desconocida.

Tiempos difíciles para el catolicismo
El manuscrito en cuestión, denominado ‘Testamento espiritual’, es un tratado religioso en el que su autor se compromete a tener una buena muerte católica. Fue encontrado por un albañil, escondido entre las vigas de la casa de Shakespeare en Stratford-upon-Avon en Inglaterra, alrededor de 1770. El documento fue escrito en un momento de la historia inglesa en el que el catolicismo era fuertemente desaprobado y la gente corría el riesgo de ser torturada por su fe.

El material fue visto y descrito por dos expertos en Shakespeare, y luego se perdió. Ambos pensaron que debía haber pertenecido al padre de Shakespeare, John, que murió en 1601. Esto implicaría que John era un católico secreto. Los investigadores posteriores pensaron que se trataba de una falsificación, diseñada para dar la impresión de ser un documento de la vida de John.

Análisis de archivos digitales
Steggle utilizó Google Books y otros archivos de Internet para localizar las primeras ediciones del texto en italiano del siglo XVII y otros seis idiomas, en una sola copia y esparcidas por las bibliotecas de Europa. El análisis demostró que el documento data de varios años después de la muerte de John Shakespeare. Steggle descubrió que la única autora posible es Joan Shakespeare, la hermana del famoso dramaturgo británico, que vivió de 1569 a 1646.

«Incluso hace 30 años, un investigador que abordara un problema como este se habría basado en una sola gran biblioteca de investigación, utilizando catálogos impresos e incluso catálogos de tarjetas para tratar de encontrar copias de este texto. Pero, las bibliotecas de investigación han hecho que muchos de sus recursos estén disponibles digitalmente, de modo que es posible consultar muchas bibliotecas diferentes en diferentes países a la vez y, a la vez, se puede consultar el texto completo, no solo el título y otros detalles», subrayó Steggle.

Una figura apenas conocida
Joan Shakespeare era 5 años menor que su hermano William. Vivió en Stratford-upon-Avon toda su vida. Tuvo cuatro hijos y sobrevivió 30 años a su hermano. «Solo quedan siete documentos de la vida de Joan, que incluso la mencionan por su nombre», afirmó Steggle.

«Virginia Woolf escribió un famoso ensayo, ‘La hermana de Shakespeare’, sobre cómo una figura como ella nunca podría haber aspirado a ser escritora ni a que se preservaran sus escritos», agregó. Además, considera que el ensayo se ha convertido en una especie de símbolo de todas las voces perdidas de las primeras mujeres modernas. La investigación fue publicada este martes en la revista Shakespeare Quarterly.