Revelan que Ozempic aumenta el riesgo de sufrir disfunción eréctil

Tomar medicamentos con un componente activo de semaglutida, como el Ozempic, utilizados para tratar la diabetes tipo 2 y la obesidad, aumenta significativamente las probabilidades de sufrir disfunción eréctil, sugiere un nuevo estudio de la Universidad de Texas publicado esta semana en la revista International Journal of Impotence Research.

El equipo de investigadores analizó los datos de 3.094 hombres con obesidad que no padecían diabetes, con un rango de edad de entre 18 y 50 años y un Índice de Masa Corporal (IMC) mayor a 30, a los que recetó este tipo de medicamentos.  

Posteriormente, se emparejó a los participantes con un número igual de hombres con características similares a los que nunca se les había prescrito semaglutida. El estudio descubrió que los primeros no solo presentaban un riesgo 4,5 veces mayor de padecer disfunción eréctil, sino que también tenían casi el doble de probabilidades de desarrollar deficiencia de testosterona, apenas un mes después de usar el fármaco.

La semaglutida, conocida comercialmente como Ozempic y Wegovy, tiene la capacidad de imitar una hormona llamada ‘péptido similar al glucagón tipo 1’ (GLP1), que regula las áreas del cerebro que controlan el apetito y la alimentación, lo que lleva a las personas que lo consumen a perder peso al sentirse satisfechas de forma más rápida.

Fue desarrollada y lanzada en 2017 por la farmacéutica danesa Novo Nordisk, pero a finales de 2022 saltó a la fama por sus efectos adelgazantes, recomendados por ‘influencers’ y celebridades de todo el mundo, causando el desabastecimiento del medicamento a nivel mundial y la posterior restricción en Europa a pacientes realmente necesitados.