Rusia crea un tratamiento para una enfermedad que se creía incurable

Científicos rusos ultiman una investigación para registrar el primer fármaco del mundo contra la espondilitis anquilosante, también llamada mal de Béjterev, una enfermedad hasta ahora intratable.

Así lo anunció este miércoles el primer ministro de Rusia, Mijaíl Mishustin, al intervenir en la Duma Estatal con un informe sobre la labor del Gobierno durante el 2023.

«Científicos de todo el mundo han estado luchando para detener su desarrollo. Y los investigadores rusos han logrado crear un medicamento que puede ayudar a decenas de miles de personas. Estamos orgullosos de estos éxitos«, declaró el ministro.

La espondilitis anquilosante es un tipo de artritis que causa inflamación en ciertas partes de la columna vertebral. Sus principales síntomas son el dolor de espalda y la creciente restricción de la movilidad de todas las partes de la columna vertebral.

Asimismo señaló que, gracias al desarrollo de la ciencia médica en Rusia, por primera vez se comenzó a introducir en la práctica clínica productos celulares biomédicos innovadores y la ingeniería de tejidos, que podrán ayudar a más de seis millones de personas.