«Se evoluciona»: Milei reconoce que cambió su opinión sobre el Papa tras reunirse con él

El presidente de Argentina, Javier Milei, reconoció este lunes que ha «reconsiderado algunas posiciones» respecto al Papa Francisco, que lo recibió este fin de semana en el Vaticano, pese a que lo criticó duramente antes de llegar al poder. 

«Tuve que reconsiderar algunas posiciones y, a partir de ese momento, comenzamos a construir un vínculo positivo«, aseguró el mandatario en el programa Quarta Repubblica de Rete 4, citada por medios locales. En su momento, Milei llegó a calificar al sumo pontífice como «el representante del maligno en la Tierra«.

«Se evoluciona, las cosas se entienden y una de las cosas que he entendido en los últimos tiempos es que el Papa es la persona, la institución argentina más importante, es el líder de los católicos en el mundo», dijo Milei al medio italiano.

«En consecuencia —añadió el presidente latinoamericano—, esto implica una cosa muy importante: representa una institución muy importante, especialmente en un país como Argentina, que tiene muchas raíces católicas». 

Durante la entrevista, el líder ‘libertario’, se definió como un «católico» que también practica «un poco el judaísmo», afirmó que el Estado «es una asociación criminal» que «roba todos los días«, cuestionando a continuación las ideas del socialismo. «Solía ​​pensar que el comunismo era un problema mental, pero luego me di cuenta de que es una enfermedad del alma» que «asesinó a más de 6 millones de seres humanos», dijo.

Milei mantuvo este lunes por primera vez una reunión de una hora con el Papa en la Santa Sede, en el marco de una gira por Roma que incluyó un encuentro con su homólogo italiano, Sergio Mattarella y la primera ministra Giorgia Meloni, con el objetivo de «profundizar la relación bilateral» entre ambos países. 

La cita con Meloni, quien lo había elogiado por su «personalidad fascinante» luego de que ganara las elecciones de Argentina, en noviembre pasado, fue destacada por la prensa argentina por la buena sintonía que hubo entre ambos dirigentes. 

«Es admirable por su valentía y su trabajo es una fuente de inspiración», reconoció Milei sobre la premier italiana.