Senegal acude a las urnas para elegir nuevo presidente

Millones de senegaleses acuden este domingo a las urnas para elegir a un nuevo presidente, que será  el sucesor de Macky Sall, quien pretendiera aplazar la votación del 25 de febrero hasta fin de año, lo que originó una serie de protestas masivas, que lograron echar para atrás el decreto referido.

Se prevé que las urnas cierren a las 18H00 GMT y se pronostica que los resultados provisionales se publiquen para el 26 de marzo, las mesas electorales iniciarán a informar sus arqueos a partir del domingo por la noche.

El Consejo Constitucional de Senegal, aceptó la candidatura de 19 candidatos entre los que se  encuentran el exprimer ministro Amadou Ba, por la coalición gobernante Benno Bokk Yaakaar (“Unidos por la Esperanza”, en lengua wolof) y que simboliza los intereses del presidente Sall,  por la oposición, resalta el candidato «antisistema» Bassirou Diomaye Faye, que representa a la coalición de su mismo nombre, y se postula en representación de Ousmane,  que la máxima  autoridad  electoral no acepto su candidatura.

También entre los candidatos se encuentran ex alcalde de Dakar, Khalifa Sall, y  el ex primer ministro Idrissa Seck.

Por su parte los opositores Faye y Sonko se encontraban privados de libertad desde mediados del pasado año y fueron puestos en libertad, una vez comenzada la campaña electoral, como parte de una amnistía promovida por Sall para tranquilizar las protestas por el aplazamiento de los comicios.

Durante el ejercicio de los comicios  hasta el momento se reporta un promedio nacional de alrededor del 30 por ciento de participación, de al menos 7,3 millones de personas que se hallan registradas para  ejercer el derecho al voto, de 17 millones de habitantes que posee la nación africana  y en la  que un 60 por ciento de la población  es menor de 25 años.

Con la realización de las elecciones  de este años constituirá el cuarto traspaso democrático de poder en la nación senegalense desde que obtuvo la  independencia de Francia en 1960, hasta el momento  no se ha producido  el arrebato por parte del ejército del poder civil como en Mali, Níger y Burkina Faso.

 La oposición apela a un cabio económico debido a una tasa de desempleo de un  19 por ciento y el 22 por ciento, principalmente entre la juventud, mientras que el oficialismo plantea una posibilidad de crecimiento entre  el 10,6 por ciento en el año en curso  y del 7,4 por ciento para el venidero, en los sectores de infraestructuras y energía.

Asimismo la oposición requiere una modificación institucional, con la eliminación del cargo de primer ministro y la instauración de una Vicepresidencia, así como la salida de Senegal del franco CFA, (Comunidad Financiera Africana) así como, y volver a negociar de acuerdos de extracción de hidrocarburos.

Tomado de teleSUR