Sentencian a 40 años de prisión al exingeniero de la CIA que filtró datos clasificados a WikiLeaks

Un tribunal de Nueva York condenó este jueves a 40 años de prisión a Joshua Adam Schulte, exingeniero de ‘software’ de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) de EE.UU., por entregar información clasificada al portal de filtraciones WikiLeaks.

«El robo de Schulte es la mayor violación de datos en la historia de la CIA, y su transmisión de esa información robada a WikiLeaks es una de las mayores revelaciones no autorizadas de información clasificada en la historia de EE.UU.», comunicó la Fiscalía Federal del distrito sur de Nueva York.

Además, la sentencia incluyó cargos de espionaje, piratería informática, desacato al tribunal, pornografía infantil y declaraciones falsas al Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés).

«Joshua Schulte traicionó a su país al cometer algunos de los crímenes de espionaje más descarados y atroces de la historia de Estados Unidos. Causó un daño incalculable a nuestra seguridad nacional […] y trató de causar aún más daño a esta nación librando lo que describió como una ‘guerra de información’ consistente en publicar información ultrasecreta desde detrás de las rejas. Y mientras tanto, Schulte recopiló miles y miles de videos e imágenes de niños sometidos a abusos repugnantes para su propia gratificación personal«, aseguró el fiscal federal Damian Williams.

Según los documentos judiciales, el exingeniero de ‘softwarerobó en abril de 2016 copias de archivos completos del desarrollo de herramientas del Centro de Ciberinteligencia de CIA y luego, desde su casa, los transmitió a WikiLeaks.

«Pearl Harbor digital»

El año siguiente, WikiLeaks publicó casi 9.000 documentos que describían la capacidad de la agencia para realizar vigilancia a través de dispositivos electrónicos y aprovechar las vulnerabilidades de las plataformas Android, iOS y Windows, lo que el portal denominó como Vault 7 y Vault 8, y cuyo efecto fue descrito como un «Pearl Harbor digital«.

Asimismo, en marzo de 2017, el FBI encontró en su ordenador personal «decenas de miles de videos e imágenes de materiales de abuso sexual infantil, incluidas aproximadamente 3.400 imágenes y vídeos de inquietante y horrorosa pornografía infantil, de violaciones y abusos sexuales de niños de tan solo dos años de edad, así como imágenes de bestialidad y sadomasoquismo«.

«Auschwitz de la ciudad de Nueva York»

En su declaración de sentencia, Schulte denunció las condiciones a las que es sometido en la «jaula de tortura» en las instalaciones de la Oficina de Prisiones, calificándola de «el propio Auschwitz de la ciudad de Nueva York» y «algo que solo las SS podrían idear».

Por su parte, su abogado defensor, César de Castro, aseveró en una carta que Schulte había sido «sometido a condiciones punitivas desmedidas» durante los últimos cinco años mientras estaba detenido bajo medidas administrativas especiales «física y psicológicamente tortuosas«.