Tensión política en Argentina: Congreso inicia debate de ‘megadecreto’ de Milei

La Comisión Bicameral de Trámite Legislativo de Argentina comenzó a discutir este jueves, en un clima de tensión política, el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que el presidente Javier Milei presentó en diciembre pasado y que arrastra denuncias de inconstitucionalidad por parte de la oposición.

El documento, que se titula ‘Bases para la reconstrucción de la economía argentina‘, fue bautizado popularmente como ‘megadecreto’ porque consta de 366 artículos que desregulan por completo la economía del país sudamericano y reforman el Estado.

Desde que fue presentado, el DNU comenzó a ser impugnado en tribunales, lo que permitió que varios de sus capítulos fueran frenados judicialmente, por ejemplo el relativo a la reforma laboral, la privatización de clubes deportivos y sociales o la derogación de la ley de Tierras.

La sesión de los diputados y senadores de la comisión bicameral que analizará el DNU inició en medio de una fuerte expectativa luego del fracaso de la ‘ley ómnibus’ que no consiguió el respaldo parlamentario que necesitaba.  

El DNU y la ‘ley ómnibus’ eran los proyectos centrales de la primera etapa del Gobierno de Milei, ya que en conjunto modificaban por completo el funcionamiento institucional, social, político y económico del país.

Ahora, al presidente ya sólo le queda el DNU, pero no tiene la garantía de que sea apoyado en el Congreso, en parte debido a su creciente hostilidad con los legisladores a los que ha calificado como «nido de ratas», «corruptos», «basura» y «mafiosos», entre otros insultos.

La diferencia es que, mientras no sea rechazado, el ‘megadecreto’ está vigente, así que la principal estrategia del fobierno es alargar lo más posible el debate en el Congreso.

Incertidumbre

La Comisión Bicameral está conformada por ocho senadores y ocho diputados que, después de analizar el DNU, deben emitir un dictamen a favor o en contra del ambicioso plan presidencial.

Luego, pasará a su debate en sesión plenaria. Para que deje de estar vigente, el ‘megadecreto’ debe ser rechazado tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado. Si uno solo de estos órganos lo avalara, Milei se anotaría su primer triunfo parlamentario.