Terremoto deja tres muertos en Papúa Nueva Guinea

Tres personas murieron y casi un centenar de casas quedaron destruidas por un terremoto de magnitud 6.9 que sacudió el domingo el norte de Papúa Nueva Guinea, una zona castigada en las últimas semanas por lluvias torrenciales e inundaciones, informaron este lunes medios locales.

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) reportó que el sismo, que no activó la alerta de tsunami, se produjo el domingo a las 07:22 hora local (20:22 GMT del sábado) a una profundidad de 35 kilómetros.

El movimiento telúrico tuvo su epicentro unos 38 kilómetros al noreste de la localidad de Ambunti, en la provincia de East Sepik.

El sismo cobró la vida de una mujer y su hija en la pequeña localidad de Jikinumbu y dejó heridas a dos hermanos de la pequeña, mientras que otro menor pereció en el remoto poblado de Sotmeri, ambas en East Sepik, según publicó el diario papú Post Courier.

El Post Courier también indicó que el terremoto provocó el colapso de unas 93 viviendas en Sotmeri, Jukinumbu y el aledaño pueblo de Korogu, además de puentes e infraestructuras que son claves para este país rico en recursos, de geografía difícil y con casi el 40 por ciento de sus 10,5 millones de habitantes en situación de pobreza.

El ministro papú de Defensa, Billy Joseph, remarcó en un comunicado emitido anoche que aún se están esperando los informes del interior del país para conocer el impacto del terremoto y dar respuesta a la catástrofe.

«Tenemos graves condiciones meteorológicas adversas, y todos los servicios de emergencia de nuestro país deben estar en alerta máxima», el ministro resaltó, al advertir sobre los riesgos en el mar y la posibilidad de deslizamientos de tierra en una región que ya ha sufrido devastación debido a las intensas precipitaciones.

Se estima que alrededor de 24 personas han perdido la vida en las últimas semanas debido a las inundaciones y deslizamientos de tierra en diversas zonas montañosas y costeras de Papúa Nueva Guinea. Estos eventos han provocado el desplazamiento de miles de personas, así como daños en cultivos, huertos y contaminación de fuentes de agua.

Papúa Nueva Guinea se encuentra ubicada en el Anillo de Fuego del Pacífico, una región con una intensa actividad sísmica y volcánica, donde ocurren aproximadamente 7.000 temblores al año, siendo la mayoría de magnitud moderada.

Tomado de teleSUR