Texas desafía a Washington y rechaza retirar el alambre de púas en su frontera con México

Texas no tiene planes de cumplir con la orden del gobierno de EE.UU de otorgar acceso a los agentes de la Patrulla Fronteriza a Shelby Park, un parque cerca del río Bravo (río Grande en EE.UU), para cortar el alambre de púas en ese tramo de su frontera con México. Así lo manifestó este jueves el fiscal general de ese estado, Ken Paxton, en diálogo con Fox News.

Paxton expresó su apoyo al gobernador Greg Abbott, que este miércoles respaldó el derecho de Texas a defender sus fronteras de la «invasión» que supone la inmigración ilegal. «Les garantizo que [Abbott] se mantendrá firme. Pondrá alambre de púas y bloqueará la frontera, seguirá haciendo todo lo que sea necesario para proteger nuestro estado», aseveró.

Las declaraciones del fiscal se producen luego de que el Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU le informara a Paxton, en una carta este martes, que tenía plazo hasta el viernes para aclarar si la Patrulla Fronteriza tendría acceso o no al Shelby Park.

Según una copia del documento, obtenida por NBC News, aunque Texas había informado que el parque estaba abierto al público, continúa restringiendo el paso de la Patrulla Fronteriza. «Por favor aclare el alcance del acceso», reza la misiva.

Al respecto, Paxton confirmó a Fox News que no piensa cumplir con la fecha límite y que duda que esta negativa desate una confrontación física entre funcionarios estatales y federales, prediciendo que el asunto se resolverá en los tribunales. En este sentido, un portavoz Departamento de Seguridad Nacional que habló con el canal recordó que hacer cumplir la ley de inmigración es una «responsabilidad federal«. 

Un día antes, la Corte Suprema de EE.UU. falló a favor del Gobierno federal para que pueda retirar el alambre de púas que las autoridades de Texas colocaron en Shelby Park y en otros lugares para impedir el cruce de migrantes