Transfieren a la unidad de cuidados intensivos al jefe del Pentágono

El secretario de Defensa de EE.UU., Lloyd Austin, ha sido ingresado en la unidad de cuidados intensivos «para recibir cuidados de apoyo y un estrecho seguimiento» después de que fuera hospitalizado este domingo con síntomas que sugieren un un problema de vejiga, notificó el Pentágono.

«En estos momentos no queda claro cuánto tiempo el secretario Austin permanecerá hospitalizado. No se espera que el problema actual de la vejiga altere su recuperación total prevista. Su pronóstico del cáncer sigue siendo excelente«, indica el comunicado del equipo médico.

Horas antes, Austin, «transfirió las funciones y deberes de la oficina del secretario de Defensa a la subsecretaria de Defensa, Kathleen Hicks,» tras su nueva hospitalización, informó el portavoz del organismo, Patrick Ryder.

De acuerdo con el vocero del Pentágono, Hicks ya ha asumido sus responsabilidades. «Se ha notificado al presidente del Estado Mayor Conjunto, a la Casa Blanca y al Congreso» sobre la medida, agregó Ryder.

Asimismo, el portavoz recordó que esta misma jornada Austin fue ingresado en el Centro Médico Militar Nacional Walter Reed por «un problema emergente de la vejiga». «Todavía está en el hospital y recibe tratamiento», indicó.

«Proporcionaremos actualizaciones adicionales sobre la condición del secretario Austin lo antes posible», concluyó.

Hospitalización secreta

Austin, de 70 años, fue dado de alta a medianos de enero, después de haber sido hospitalizado durante dos semanas para tratar las complicaciones que surgieron tras una operación de cáncer de próstata que mantuvo en secreto por un tiempo a los altos cargos y al personal de la Administración de Joe Biden.

El ocultamiento de la hospitalización de una figura clave de la política militar estadounidense generó fuertes críticas contra el Departamento de Defensa en la opinión pública, así como entre funcionarios. El presidente de EE.UU, Joe Biden, dijo que Austin cometió un error de juicio al no informarle de su hospitalización, pero subrayó que sigue confiando en él para el cargo.