Trump amenaza a los electores de EE.UU. si no votan por él

El candidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos (EE.UU.), Donald Trump, amenazó a los electores del país norteamericano, al asegurar que si no votan por él, los estadounidenses enfrentarán un «baño de sangre».

En el marco de su campaña a la Presidencia y a ocho meses de las elecciones en EE.UU., Trump habló con sus seguidores durante un mitin en el Aeropuerto Internacional de Dayton en Vandalia, Ohio.

La manifestación tenía como objetivo movilizar apoyo para el candidato republicano al Senado, Bernie Moreno, que recibió el respaldo de Trump en diciembre, antes de las próximas primarias de Ohio el martes.

El expresidente también advirtió que habría un «baño de sangre» si no resulta electo, aunque no quedó claro a qué se refería ya que el comentario lo hizo en medio de declaraciones sobre los desafíos que enfrenta la industria automotriz estadunidense.

Criticó los que considera que son planes chinos para fabricar vehículos en México y venderlos a los estadunidenses. «No podrán vender esos automóviles si soy elegido», dijo. 

«Ahora, si no soy elegido, será un baño de sangre para todo el mundo, eso será lo de menos, será un baño de sangre para el país. Eso será lo de menos. Pero ellos no van a vender esos autos», advirtió. 

«Esas grandes plantas de fabricación de autos monstruosos que están construyendo en México ahora mismo… no van a contratar estadounidenses y nos van a vender los autos, no».

«Ahora, si no soy elegido, será un baño de sangre para todo el mundo; eso será lo de menos», advirtió.

Acusó a Biden de haber «apuñalado por la espalda repetidamente a los votantes afroestadunidenses» al otorgar permisos de trabajo a «millones» de inmigrantes, y advirtió que ellos y los hispanos estadunidenses «serán quienes más sufrirán». 

Por décadas, Ohio ha sido considerado como estado clave de cara a las elecciones, y se ha mostrado más fuertemente republicano desde la victoria de Trump en la Casa Blanca en 2016. 

El mitin se produjo un día después de que el exvicepresidente de Trump, Mike Pence, dijera que no respaldaría a su antiguo jefe para un segundo mandato en la Casa Blanca.

Tomado de teleSUR