Un centenar de inmigrantes derriba a los guardias en la frontera con EE.UU.

Decenas de migrantes protagonizaron una escena de caos y desesperación en la frontera sur de EE.UU. cuando lograron arrancar una cerca con alambres de púas y pasar por encima de varios guardias en la frontera de El Paso (Texas) con México.

Según el reporte del medio estadounidense New York Post, el hecho ocurrió este jueves cuando un grupo de más 100 migrantes rompió el cerco de seguridad en la zona fronteriza y derribó a los uniformados que estaban en el sitio.

En la zona, el citado medio logró conseguir imágenes del incidente, en el que se puede observar el momento cuando una turba de migrantes logra pasar por encima de los guardias y corren desesperados mientras gritan «ayuda», hasta otro punto de la frontera donde está una gran cerca perimetral que custodian otros uniformados.

En la zona, añade el NYP, se encuentran cerca de 600 inmigrantes varados, a quienes las tropas de la Guardia Nacional de Texas intentaban hacer retroceder.

La situación se tornó tensa a medida que los caminantes, ataviados con guantes, capuchas y chaquetas para soportar el frío y evitar las quemaduras de sol, eran separados por los uniformados.

Las tensiones en la frontera sur de EE.UU. se han recrudecido, desde que el gobernador de esa entidad, el republicano Greg Abbott, ordenó a la Guardia Nacional custodiar la frontera con México como parte del operativo antimigrante conocido como «Estrella Solitaria».

Entra las medidas implementadas por Abbott, está también la promulgación de la llamada ‘Ley SB4’, con la que las autoridades de Texas podían realizar detenciones contra cualquier persona que consideraran sospechosa de ser migrante indocumentado.

Sin embargo, la referida normativa fue bloqueada y, de momento, suspendida por un tribunal de apelaciones, justo después de que la Corte Suprema de EE.UU. diera su aval para que la ley entrara en vigor.

México, por su parte, presentará un escrito legal contra la polémica ley antimigratoria de Texas, informó la canciller de ese país, Alicia Bárcena. Además, las autoridades mexicanas advirtieron que no recibirán migrantes deportados desde la frontera sur de EE.UU.