Un cura estadounidense afirma que «Jesús murió con una erección»

Un sacerdote católico que sirve en el condado británico de Durham ha desatado polémica tras afirmar que «Jesús murió con una erección«, informó este sábado The Times.

Los feligreses de la iglesia Nuestra Bendita Señora Inmaculada de Blackhill quedaron impactados tras un sermón «vulgar» y se quejaron de la conducta del padre Thomas McHale, de 53 años y origen estadounidense.

«Se recibió una denuncia que ha sido investigada de acuerdo con nuestra política diocesana de quejas. La investigación se ha completado muy recientemente y la queja se mantiene«, dijo en un comunicado un portavoz de la diócesis local.

Durante una homilía, el clérigo dijo ante unos 75-100 creyentes que la crucifixión había provocado en Jesucristo que la sangre se acumulara en el órgano viril.

Según The Times, una hipótesis similar se vio en 2015 en la revista Premier Christian, que relató sobre la «extraña reacción fisiológica [y] la vergüenza final de un crucificado».

McHale ha sido párroco en dicha iglesia durante más de una década y pese a la polémica sigue trabajando allí.