Un médico de EEUU es imputado tras revelar que un hospital realiza ‘en secreto’ cambio de sexo a menores

El Departamento de Justicia de EEUU ha presentado cargos penales contra el cirujano Eithan Haim, después de que revelara que un hospital del estado de Texas seguía realizando intervenciones de cambio de sexo en niños, pese a que anunció que había cerrado el programa, violando así la ley estatal.

Haim fue acusado de cuatro delitos graves por presunta violación de la ley de privacidad del paciente. La agencia gubernamental ya había notificado al cirujano que estaba siendo investigado desde el año pasado, después de que filtrara a un periodista documentos que demostraban que el Texas Children’s Hospital seguía practicando operaciones de cambio de sexo y terapias hormonales a menores de 11 años.

“Querían intimidarme para que guardara silencio valiéndose de todas las técnicas que el leviatán federal tenía a su disposición. Pero fracasaron“, denunció Haim en una publicación en su cuenta de X. “La única forma de perder es someterse a la corrupción. ¡Es hora de contraatacar con más fuerza que nunca!”, añade.   

El cirujano asegura que tres agentes federales “fuertemente armados” se presentaron el martes en su residencia para informarle de los cargos y entregarle una citación para que comparezca ante el tribunal el próximo lunes. Una campaña de recaudación de fondos en línea lanzada por él mismo para costear su defensa legal ha logrado recaudar más de 390.000 dólares.

La filtraciones de Haim

En mayo de 2023, Haim denunció que el Texas Children’s Hospital había mentido sobre el cierre de su clínica infantil de género y que seguía realizando procedimientos de cambio de sexo, después de la advertencia del fiscal general del estado, Ken Paxton, acerca de que la “atención de afirmación de género” en niños podría ser considerada una forma de maltrato infantil, según la legislación estatal.

Los documentos filtrados por Haim al periodista Christopher Rufo pusieron al descubierto que, apenas tres días después de que se emitiera la declaración del hospital, en marzo de 2022, se implantó un dispositivo hormonal a una joven que sufría disforia de género. Desde entonces, la cantidad de procedimientos de este tipo no hizo más que aumentar.

Basándose en los documentos, Rufo publicó un artículo en la revista City Journal e insistió que ninguno incluía información personal sobre pacientes. Por su parte, la Legislatura de Texas aprobó esa misma semana una nueva ley que confirma que los procedimientos de cambio de sexo en menores están prohibidos en el estado.