Vaticano decidirá separación de sacerdote tico condenado por abuso sexual a menor

Crhoy.com /. La Santa Sede ubicada en Roma, deberá decidir si separa al sacerdote costarricense Manuel Guevara, condenado este miércoles por abuso sexual contra un niño de 12 años, en la Parroquia de Vázquez de Coronado.

Es en esa instancia donde se debe tomar la determinación sobre la continuidad del párroco dentro de la Iglesia Católica.

El Poder Judicial confirmó la sentencia en contra de Guevara, luego de que en 2019, la víctima denunció al religioso por supuestamente cometer delitos de abuso sexual. 

Consultada por CRHoy, la Arquidiócesis de San José informó que desde 2020 se concluyeron todas las etapas del proceso canónico llevado a cabo contra el padre, tras una denuncia presentada por la víctima ante la Iglesia. 

En Costa Rica recibieron la denuncia, los testimonios y las pruebas. Además, se interrogó al sacerdote.

Todos esos elementos incluidos en la investigación del tribunal eclesiástico, fueron recopilados y trasladados al Vaticano, donde deberán emitir una resolución. No existe un plazo definido para obtener respuesta.

Manuel Guevara no ejerce sus actividades religiosas desde que fue denunciado en sede judicial.

“De momento se le mantienen las medidas cautelares de suspensión del ministerio sacerdotal, mismas que fueron impuestas desde el 2019″, informó la Arquidiócesis josefina.

Pese a que son procesos separados, la sentencia judicial en Costa Rica puede ser considerada en la Santa Sede, si el proceso allá no ha concluido y si es solicitada.

El sacerdote sentenciado a 18 años de cárcel por abusar de un menor de 12 años de edad, cometió al menos 6 agresiones sexuales separadas, según pudo constatar el Tribunal Penal de Goicoechea.

El «por tanto» de la sentencia anunciada este
martes, encontró al cura responsable de seis delitos individuales de abuso sexual contra
menor de edad, penalizados con 6 años de
cárcel cada uno.

En total, son 36 años de cárcel impuestos en contra del sacerdote. No obstante, por reglas del Código Procesal Penal, una condena no puede exceder el triple del castigo mayor recibido. Seis años de cada delito por un máximo de tres, resulta en 18 años de
prisión.