Venezuela y Cuba condenan ofensiva sionista sobre Rafah, Gaza

Los gobiernos de Venezuela y Cuba condenaron este lubes la más reciente ofensiva del régimen sionista sobre el sur de la Franja de Gaza, en particular sobre la fronteriza ciudad de Rafah, cuatro meses después de iniciado el asedio sobre ese territorio palestino.

De acuerdo a una nota de la Cancillería venezolana, Caracas «condena enérgicamente las acciones emprendidas por el Gobierno de Israel en el marco de la expansión de la ofensiva militar en la Franja de Gaza hacia Rafah, en el extremo meridional».

En ese sentido, la nota apunta que «este plan del sionismo israelí pretende seguir implementando su política criminal y expansionista en esta localidad que alberga a más de un millón cuatrocientos mil palestinos desplazados».

La cartera de Exteriores venezolana advierte «que estas crueles e inhumanas acciones contribuyen a empeorar las consecuencias y condiciones de deterioro que vive la población en la Franja de Gaza e impiden el acceso a la indispensable ayuda humanitaria para la sobrevivencia».

Es por ello que Caracas, «expresa una vez más su repudio al desplazamiento,genocidio y política de apartheid en contra del pueblo palestino, al tiempo que exige respeto al Derecho Internacional como garantía de paz global».

En definitiva, Venezuela reitera «el llamado a la Organización de Naciones Unidas y a la comunidad internacional para que tomen decisiones urgentes y concluyentes que impidan a Israel la creación de otra Nakba y la continuación de su política catastrófica de exterminio al pueblo palestino».

Por su parte, el canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla denunció que Tel Aviv «desoye llamados de comunidad internacional a respetar Derecho Internacional Humanitario y detener exterminio de pueblo palestino».

Dijo que el «bombardeo de 1.4 millones personas hacinadas en 55km² constituye nueva prueba de genocidio israelí en Gaza».

Ofensiva Israel en #Rafah desoye llamados de comunidad internacional a respetar Derecho Internacional Humanitario y detener exterminio de pueblo palestino.

Israel acelera sus ataques en la zona previos a una posible ofensiva terrestre inminente en la urbe, en el extremo meridional de Gaza y único punto donde las tropas israelíes aún no accedieron por tierra desde el inicio de su invasión terrestre el 27 de octubre.

De acuerdo a agencias locales de prensa, la intensa ráfaga de bombardeos en Rafah fueron en parte dirigidos a casas y mezquitas que acogían a personas desplazadas, junto con intensos bombardeos de artillería y navales.