Zajárova: La UE ha roto todas las relaciones con Rusia, país que la “alimentaba”

Los países de la Unión Europea (UE) han hecho una “elección absolutamente irreflexiva y miope” en favor del “OTAN centrismo” y los juegos geopolíticosdeclaró el jueves la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, María Zajárova, durante un debate en el Foro Económico Internacional de San Petersburgo.

Según la vocera, Moscú se ha mostrado siempre a favor de reforzar el papel unificador de instituciones paneuropeas como, por ejemplo, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

En contraste, la UE se ha atribuido por alguna razón el “derecho exclusivo” a llamarse Europa, aunque sólo constituya la parte occidental del continente, afirmó la portavoz. “Y como mecanismo de consolidación, introdujeron la práctica de la ‘amistad contra’ los países que mantenían su independencia en los asuntos internacionales”, continuó Zajárova.

La diplomática subrayó que los países del bloque, liderados por Estados Unidos, se enfrentan a una disyuntiva artificial: “o estás con nosotros o contra nosotros“. En consecuencia, “han roto casi todos los lazos con Rusia, que los alimentaba, daba de comer, calentaba y garantizaba su bienestar”.

En ese sentido, Zajárova calificó el sistema de seguridad euroatlántico de un “absoluto fracaso“. “En pos de la superioridad militar y el deseo de ejercer presiones […] sobre Rusia, el occidente colectivo sigue apostando por la escalada“, explicó la portavoz. “Al utilizar a sus ‘vasallos’ europeos, EEUU le está dando un repaso a su propio complejo militar industrial. Están consiguiendo literalmente que la UE se enganche al caro GNL estadounidense“, agregó.

Además, sostuvo Zajárova, los expertos de Oriente Medio actualmente hablan de Europa Occidental “creyendo que pronto se convertirá en el principal proveedor de terrorismo internacional global del mundo”.

La vocera resumió que las realidades de las relaciones internacionales modernas exigen el rechazo de la “filosofía del hegemonismo”, así como el cese de los intentos de demostrar que son excepcionales y que todos los demás son “gente de segunda”.