ALBA-TCP pide a la ONU lograr un alto al fuego «inmediato y permanente» en Oriente Medio

Los Estados miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) expresaron su «profunda preocupación» por la «escalada de violencia» en Oriente Medio y llamaron al Consejo de Seguridad de la ONU a lograr «un alto al fuego inmediato y permanente» ante el riesgo en el que se encuentra esa región por el aumento de tensiones entre Irán e Israel y otros conflictos en curso.

El bloque de países, que condenó «una vez más el genocidio perpetrado por Israel en la Franja de Gaza» y el «sufrimiento interminable del pueblo palestino», instó al Consejo de Seguridad «a trabajar arduamente» por el fin de las confrontaciones para «garantizar el suministro de la ayuda humanitaria necesaria y fomentar las condiciones propicias para una paz estable y duradera».

«Es imperativo que no se produzca una nueva escalada que pueda conducir a más sufrimiento e inestabilidad», resaltó la alianza, que también llamó a la comunidad internacional a apoyar «todos los esfuerzos necesarios y oportunos para que las partes involucradas en el conflicto cesen las hostilidades y canalicen sus diferencias a partir del respeto y la observancia del derecho internacional, las disposiciones de la Carta de las Naciones Unidas y sus resoluciones».