Así quedó la Universidad de California tras el desalojo de los manifestantes propalestinos

Policías antidisturbios desalojaron este jueves una numerosa protesta estudiantil propalestina en la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA). Tras varias horas de tenso enfrentamiento, las autoridades arrestaron a no menos de 200 personas. Durante el desalojo, las fuerzas del orden lanzaron bengalas y balas de goma a la multitud.

A la mañana siguiente, equipos de limpieza se trasladaron al lugar y comenzaron a recoger los restos del campamento estudiantil, retirando las barricadas y sacando la basura con excavadoras y montacargas. En un video que circula en las redes sociales se puede ver cómo quedó el campus universitario tras las protestas, de una semana de duración.

Si bien se desconoce el número exacto de estudiantes que estaban acampandoreportes citados por la prensa local dan cuenta de que había más de 1.000 y las tiendas de campaña superaban las 100.

Jornadas violentas

De esa manera concluyeron dos días de tensión, que comenzaron cuando la institución declaró «ilegal» la manifestación y se ordenó el desalojo. En la noche del miércoles estallaron violentos enfrentamientos entre estudiantes propalestinos y proisraelíes, después que un numeroso grupo de estos últimos intentara derribar el campamento montado por los que están a favor de Palestina, lanzándole fuegos artificiales y objetos de metal y madera.

Por su parte, el canciller de UCLA, Gene Block, comunicó que la comunidad educativa sufre un «profundo dolor». «Habíamos permitido que [los protestantes] permanecieran en el lugar siempre que no pusieran en peligro la seguridad […] ni perjudicaran nuestra capacidad para llevar a cabo nuestra misión», indicó.

«Pero aunque muchos de los manifestantes en el campamento se mantuvieron pacíficos, al final el sitio se convirtió en un punto focal de violencia grave, así como de enorme perturbación en nuestro campus», concluyó.