Delegación del pueblo chino para la paz se reúne con diferentes sectores del país

La delegación de la Asociación del Pueblo Chino para la Paz y el Desarme que se encuentra de visita en nuestro país, sostuvo este lunes reuniones con representantes de la cancillería, universidades y del parlamento nacional.

«Hemos recibido en nuestra Nicaragua bendita la delegación de la Asociación del Pueblo Chino para la Paz y el Desarme, encabezada por su secretario general, hermano An Yuejun. Ha llegado acompañado del director para Asia y el Pacífico, hermano Sun Yuning y la compañera Pu Zhuangyi, vicedirectora para Asia y el Pacífico; así como la compañera Guan Shengshi, coordinadora e intérprete», indicó la vicepresidenta Rosario Murillo.

En el Ministerio de Relaciones Exteriores la delegación sostuvo un encuentro con la vice titular de esa institución, Arlette Marenco, Iván Lara, asesor presidencial para Políticas y Relaciones Internacionales; Carlos Cerda, viceministro para Asuntos Internacionales de cancillería y la presidenta del Consejo Nacional de Universidades, Ramona Rodríguez.

“Ha sostenido reuniones en la cancillería de la República, además la Asamblea Nacional, su presidente y su directiva, doctor Gustavo Porras y la directiva; y con la profesora Ramona Rodríguez, presidenta del Consejo Nacional de Universidades», destacó la vicemandataria.

Los representantes de Asociación del Pueblo Chino para la Paz y el Desarme también se reunieron con el Grupo Parlamentario de Amistad Nicaragua con la República Popular China, que encabeza el doctor Gustavo Porras, presidente de ese poder del Estados, en la que también estuvieron presentes Laureano Ortega Murillo, asesor presidencial para las Inversiones, Comercio y Cooperación Internacional, el jefe de la bancada sandinista Edwin Castro y las diputadas Arling Alonso, Loria Raquel Dixon y Gladys Báez, así como el diputado Wilfredo Navarro.

“La Asociación del Pueblo Chino para la Paz y el Desarme trabaja para fortalecer el entendimiento mutuo, para promover la cooperación mutuamente beneficiosa, rechazar las guerras, promover paz en el mundo y trabaja bajo la autoridad del Departamento Internacional del Comité Central del Partido Comunista de China. ¡Bienvenidos Compañeros!», expresó la compañera Rosario Murillo.