Diosdado Cabello anticipa “jugada” de la oposición la noche de los comicios en Venezuela

El diputado Diosdado Cabello, primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), advirtió que los sectores radicales de la oposición desconocerán los resultados de las venideras elecciones presidenciales y dirán que hubo fraude.

Durante su programa ‘Con el Mazo Dando’, Cabello aseveró que la derecha “ya puso sobre la mesa su jugada”. “¿Cuál es la jugada de la oposición?”, se preguntó, a lo que respondió: “Cantar fraude. No es la primera vez que lo hacen”.

El parlamentario venezolano recordó que en las 30 elecciones que ha habido en el país, cuando la oposición pierde, desconoce los resultados y afirma que hubo fraude.

Y en esta van a decir lo mismo“, pronosticó.

Elliot Abrams sobre Venezuela

Cabello se refirió a las afirmaciones del exenviado especial de Washington para Venezuela, Elliot Abrams, quien dijo en una entrevista que en los círculos políticos estadounidenses “nadie, absolutamente nadie, piensa que es una verdadera elección” y que “Maduro ha decidido que no va a perder”.

Sin ofrecer ninguna evidencia de sus dichos, Abrams puso en duda los posibles resultados de la venidera elección presidencial.

“Esa es la opinión del señor Elliot Abrams, pero aquí es una orden para la oposición venezolana, por eso esta semana salieron a ladrar hablando de fraude. Y esa será la cantaleta de aquí al 28 de julio”, observó, por su parte, Cabello.

El diputado dijo que la noche del 28 de julio, cuando el Consejo Nacional Electoral (CNE) dé los resultados de los comicios, la oposición cantará fraude y dirá que presentará las pruebas al día siguiente, sin que esto ocurra.

“¿Alguno ha presentado alguna prueba alguna vez? Ninguno. Por eso les digo no es nuevo”, remarcó. 

Llamado a reconocer los resultados

El vicepresidente del PSUV hizo estas afirmaciones luego de que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, se mostrara dispuesto a firmar un acuerdo con el Poder Electoral, junto a los otros candidatos a las presidenciales, para reconocer los resultados de los comicios, algo que fue rechazado por la oposición.