La Casa Blanca repudia protestas contra Israel

La Casa Blanca se  pronunció en contra de una protesta antiisraelí que se llevó a cabo en la ciudad de Nueva York, frente a una exposición que conmemora a las víctimas que asistían a un festival de música en Israel y fueron asesinadas a manos de los combatientes de Hamás el pasado 7 de octubre. 

Cientos de personas se reunieron esta semana en cercanías del lugar en el que se celebraba el evento, donde ondearon banderas palestinas y pancartas, encendieron bengalas y lanzaron botes de humo. En consecuencia, varias personas resultaron detenidas. 

La situación fue comentada por el portavoz de la Casa Blanca, Andrew Bates, quien calificó la manifestación como un acto “escandaloso y desgarrador”. “No se deben ondear pancartas profanas de organizaciones terroristas en ninguna parte, especialmente en las calles estadounidenses”, aseveró.

“El antisemitismo no tiene cabida en Estados Unidos. Este comportamiento horrible es una razón más para que los estadounidenses se mantengan ‘unidos contra el antisemitismo y el odio en todas sus formas‘, como pidió urgentemente el presidente Biden en el Museo Conmemorativo del Holocausto el mes pasado”, agregó.

Sus palabras fueron apoyadas por el alcalde de Nueva York, Eric Adams. El alto funcionario afirmó que la manifestación fue un acto de “puro antisemitismo”. “Ningún neoyorquino que defienda la paz puede estar junto a quienes ondean banderas de Hamás y Hezbolá, especialmente en una exposición que conmemora a las víctimas de la masacre del Nova Music Festival“, sostuvo Adams.

Las protestas en cuestión fueron organizadas por el grupo activista Within Our Lifetime “en respuesta al genocidio en curso que se está llevando a cabo contra el pueblo palestino“. Una de sus integrantes, Nerdeen Kiswani, tachó la exposición de “propaganda utilizada para justificar el genocidio en Palestina”.