Noboa es llamado a informar ante la Justicia sobre asalto a la Embajada de México

El presidente de Ecuador, Daniel Noboa, fue llamado por la Justicia de su país a presentar un informe sobre los hechos ocurridos la noche del pasado viernes, cuando la fuerza pública ecuatoriana, por orden del mandatario, irrumpió en la Embajada de México en Quito, con el objetivo de detener al exvicepresidente Jorge Glas, quien se encontraba refugiado en ese lugar.

El informe fue solicitado en el marco de la tramitación de un ‘habeas corpus’, acción presentada ante la Corte Nacional de Justicia por parte Francisco Hidalgo, expresidente nacional del movimiento Revolución Ciudadana (RC), al que pertenece Glas, señalando la ilegalidad de la captura del exfuncionario que recaería en una violación al derecho nacional e internacional, al irrumpir en la sede diplomática.

La medida fue presentada en contra de Noboa, así como de Rita Bravo, jueza de la Corte Nacional de Justicia; Melissa Muñoz, jueza de la Unidad Especializada en Garantías Penitenciarias del Distrito Metropolitano de Quito; Mónica Palencia, ministra de Gobierno; César Zapata, comandante general de la Policía Nacional; y Jaime Vela, jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, reseñó Radio Pichincha.

El tribunal encargado de resolver el recurso, cuya audiencia está prevista para el jueves 11 de abril a las 16:00 [hora local], está integrado por los jueces nacionales Pablo Loayza, Luis Adrián Rojas y Carlos Pazos (ponente). Este último pidió que los accionados, entre ellos Noboa, presenten su informe sobre lo ocurrido.

Además, se estima que en la audiencia sean presentados, vía telemática, los testimonios de Glas, así como de Roberto Canseco, jefe de Cancillería y Asuntos Políticos de México en Ecuador, quien fue maltratado durante la irrupción policial a la embajada.

Justificación

Noboa ha justificado el asalto a la sede diplomática señalando que su obligación es «cumplir con los dictámenes de la Justicia» y que no podían permitir que «se asile a delincuentes sentenciados, involucrados en crímenes muy graves».

Asimismo, como han sostenido otras autoridades, se corría «el riesgo inminente» de fuga por parte de Glas y, con ello, que «se burlen nuevamente del pueblo ecuatoriano».

El asalto ha sido condenado a nivel internacional. El martes, en una primera reunión extraordinaria de la Organización de los Estados Americanos (OEA) hubo una condena unánime al asalto a la embajada.

Y este miércoles, en otra sesión extraordinaria del mismo foro, se aprobó una resolución también de condena a la intrusión de Ecuador contra la sede diplomática. El documento recibió 29 votos a favor, una abstención (de El Salvador) y un voto en contra (el ecuatoriano).