Oficinas de la ONU bajan banderas a media asta por muerte de 101 empleados en Gaza

MOSCÚ (Sputnik) — Las oficinas de la ONU a lo largo del mundo bajaron sus banderas a media asta para honrar la memoria de los 101 empleados de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA) fallecidos en la Franja de Gaza tras la escalada del conflicto palestino-israelí.

“Hoy [el 13 de noviembre] las oficinas de la Organización de las Naciones Unidas —incluidas las oficinas de la UNRWA— bajaron sus banderas a media asta. Los funcionarios de la agencia honraron con un minuto de silencio la memoria de los 101 colegas fallecidos durante la guerra en la Franja”, informa la declaración publicada en la página web de la UNRWA.

El documento destaca que la ceremonia solemne organizada por las oficinas de la ONU a lo largo del mundo fue parte del homenaje a los colegas de la UNRWA que perdieron la vida.

Asimismo, unas 780.000 personas en la Franja de Gaza permanecen en las instalaciones de la UNRWA.

“La UNRWA acoge a unas 780.000 personas en más de 150 instalaciones en la Franja de Gaza”, comunicó la agencia.

Hasta ahora más de 60 instalaciones se vieron afectadas por los combates, incluidas 10 dañadas por impactos directos, agrega el comunicado.

El pasado 7 de octubre, el movimiento palestino Hamás lanzó miles de misiles desde la Franja de Gaza en un ataque sin precedentes y realizó una incursión armada en las zonas fronterizas del sur de Israel, por lo que el primer ministro del Estado judío, Benjamín Netanyahu, declaró que el país “está en guerra”.

En respuesta, el Ejército israelí movilizó a 360.000 reservistas y procedió a una campaña de intensos bombardeos aéreos sobre la Franja; a finales de octubre, las tropas israelíes entraron en Gaza para destruir la infraestructura de Hamás y recuperar a los rehenes.

Desde el 9 de octubre Israel mantiene el enclave palestino sin provisiones básicas y emplaza a cientos de miles de civiles a desplazarse hacia el sur del enclave, adonde la ayuda humanitaria internacional llega a cuentagotas estos días a través del paso de Rafah, en la frontera con Egipto.

Numerosos países llamaron a Israel y Hamás a establecer un alto el fuego; también se multiplican las voces a favor de una solución de dos Estados como única vía posible para lograr una paz duradera en la región. Las hostilidades han causado hasta la fecha unos 1.200 muertos y cerca de 5.500 heridos en Israel y casi 11.200 muertos, incluidos más de 4.600 menores de edad, y más de 28.000 heridos en la Franja de Gaza, según datos oficiales.