Un comité internacional buscará la liberación de Jorge Glas en Ecuador

Este jueves fue presentado el Comité Internacional para la Liberación de Jorge Glas, el exvicepresidente de Ecuador que fue arrestado durante el asalto de la fuerza pública ecuatoriana a la Embajada de México en Quito, donde el exfuncionario se encontraba refugiado y gozaba de asilo político.

“La defensa nacional de Jorge Glas ha agotado las instancias ordinarias en la Justicia ecuatoriana. Es en ese escenario que creemos muy oportuno anunciar la conformación de ese Comité Internacional por la Libertad de Jorge Glas”, dijo durante la presentación la argentina Tamara Lajtman, quien formará parte de la Coordinación General del grupo.

Explicó que el objetivo último de esta instancia “es restituir los derechos de Jorge Glas, garantizar su vida, recuperar su estatus de asilado político y lograr que se otorgue el salvoconducto necesario para que viva en libertad”.

Además, tiene como misión “mantener a la comunidad internacional vigilante, o sea, ejercer presión también en distintas instancias multilaterales”.

Además de Lajtman, la Coordinación General estará integrada por el ecuatoriano Francisco ‘Paco’ Hidalgo y el boliviano Sacha Llorenti, exembajador de Bolivia ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Asimismo, la instancia contará con un Consejo Consultivo, que estará presidido por el expresidente argentino Alberto Fernández, y contará también con los exmandatarios Evo Morales (Bolivia), Ernesto Samper (Colombia) y Rafael Correa (Ecuador); así como con Marco-Enriquez-Ominami, coordinador del Grupo de Puebla, entre otros.

“También vamos a estar trabajando con diversos referentes políticos, sociales, académicos, artistas que van a estar apoyando la causa de Jorge”, manifestó Lajtman.

Primera acción
Llorenti informó que la primera acción concreta del Comité es una carta abierta a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que está firmada, entre otros, por los expresidentes Fernández, Samper, Morales, Correa, José Luis Rodríguez Zapatero (España), Manuel Zelaya (Honduras) y decenas de referentes de toda la región.

En esa carta piden a la CIDH la emisión de medidas cautelares ampliadas destinadas a proteger la integridad física, psicológica y la libertad de Glas; el reconocimiento de su estatus de asilado diplomático; la realización de una visita de observación y monitoreo a Ecuador y el levantamiento de un informe especial sobre las irregularidades judiciales y las violaciones de derechos humanos cometidas en este caso.

“Este es el inicio de un trabajo permanente, sin sosiego, que tiene como objetivo lograr la libertad plena e irrestricta de Jorge Glas”, enfatizó Llorenti.

Mencionó que el Comité se inspira en otros procesos, como el de Julian Assange, el fundador de WikiLeaks, quien hace poco fue puesto en libertad después de “una injusta detención” durante muchos años.

“Existen similitudes con este caso (de Assange), pero este caso, el de Jorge Glas, es incluso mucho más grave, si es que uno toma como antecedente la invasión ordenada por Daniel Noboa en contra de una instalación de dependencias diplomáticas, en este caso de la Embajada de México”, comentó Llorenti.

Por otro lado, Lajtman informó que en las próximas semanas, en paralelo al Comité, se lanzará una instancia técnica, que será una veeduría internacional de derechos humanos para monitorear y evaluar la situación de Glas.

Denunció que Glas, quien actualmente se encuentra en la cárcel de La Roca, en Guayaquil, provincia de Guayas, “ha enfrentado graves violaciones a sus derechos humanos: secuestro, las condiciones inhumanas de su detención, la falta de atención médica adecuada (que) deterioran gravemente su salud”; y señaló que en esas circunstancias han visto un “patrón muy sistemático de acoso judicial y persecución política”.