¿De qué hablaron Biden y López Obrador tras la radical medida migratoria de EE.UU.?

El presidente estadounidense, Joe Biden, se comunicó telefónicamente con su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador, para debatir, entre otras cosas, asuntos migratorios, informó la Casa Blanca.

La llamada se produjo tras la suspensión de los permisos de ingreso para quienes crucen irregularmente la frontera sur, medida promulgada por Washington en horas de la mañana. 

Biden “agradeció al presidente López Obrador por la sólida y constructiva asociación que han construido para mejorar” la “cooperación económica bilateral, gestionar la migración” en la zona limítrofe común y “promover la seguridad y la prosperidad regionales”, se lee en la reseña de la conversación.

Del lado mexicano precisaron que “en materia migratoria, acordaron continuar con la estrecha colaboración entre ambos países a fin de gestionar los flujos migratorios en la región e incrementar las acciones de atención a las causas estructurales de la migración en América Latina y el Caribe”, refiere un comunicado de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Se comunicó asimismo que “una delegación mexicana de alto nivel” encabezada por la secretaria de Relaciones Exteriores, Alicia Bárcena, viajará a Washington “esta semana con el propósito de dar a conocer a funcionarios y empresarios estadounidenses el Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec y las oportunidades de inversión existentes”. 

A esto se añadirán discusiones “sobre oportunidades de ampliación del Corredor hacia Guatemala”, agrega el texto. 

Por su lado, el mandatario de EE.UU. “informó” a su par mexicano sobre la aprobación de “tres nuevos permisos presidenciales para proyectos de puentes internacionales en Texas, que beneficiarán a las comunidades locales y fortalecerán la relación económica entre EE.UU. y México mediante la construcción de infraestructura que promueva más desplazamientos comerciales”.

En adenda, Biden felicitó a López Obrador y “al pueblo mexicano por su proceso electoral libre y justo, que resultó en la histórica elección de la presidenta electa Claudia Sheinbaum”, al tiempo que las partes “se comprometieron a mantener su fuerte cooperación hasta la finalización del mandato del presidente López Obrador y a garantizar una relación bilateral estable y productiva durante la transición a la administración de la presidenta electa Sheinbaum”.

  • Más temprano, Biden firmó un decreto para rechazar la entrada al país de los inmigrantes que crucen irregularmente a través de la frontera con México, si bien se precisó que se trata de una medida temporal cuyo objetivo es descongestionar la frontera y que los agentes migratorios puedan concretar “la rápida expulsión de las personas que no tengan base legal para permanecer en EE.UU.”
  • La medida establece que el presidente tendrá la potestad de ‘cerrar’ parte de la frontera cuando los cruces superen, en promedio, las 2.500 personas por día durante una semana, puntualiza Politico. El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, podrá reabrirla cuando la cantidad haya disminuido a 1.500 durante siete días consecutivos. 
  • El tema migratorio figura como prioridad en la relación entre México y EE.UU., pero también en el contexto de la campaña para las elecciones presidenciales del venidero mes de noviembre. La víspera, The New York Times apuntaba que un creciente número de estadounidenses –incluso demócratas– están hoy de acuerdo con aquellas políticas migratorias del expresidente Donald Trump que otrora criticaron por su radicalidad.