Delcy Rodríguez afirma que las sanciones de EE.UU contra Venezuela afectan a toda la región

La vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, explicó este lunes por qué las sanciones impuestas de manera unilateral por EE.UU contra su país, causan serios daños contra el resto de América Latina y el Caribe, y especialmente, empeoran la grave situación humanitaria que enfrenta en la actualidad Haití.

«Bloquear a Venezuela ha impactado a nuestra región, y ha impactado no solamente a Suramérica, sino también el impacto que ha tenido en otros países que formaban parte de PetroCaribe, y el ejemplo más terrible, desde el punto de vista humanitario, lo vemos hoy en Haití«, expresó Rodríguez, quien recordó que el gobierno de su país ayudó a los haitianos con 4.000 millones de dólares a través de políticas de cooperación que fueron cercenadas por las medidas coercitivas unilaterales impuestas por Washington a Caracas.

«¿Dónde está Haití hoy? ¿De quién es la responsabilidad de que Haití esté como esté y que ahora significa el comodín para avalar la intervención militar de Haití? Porque es una invasión lo que está previsto en Haití. ¿Quién ha sido el principal responsable? Los que sancionaron y bloquearon a Venezuela, los que impidieron el programa PetroCaribe, ahí está la inmoralidad», añadió Rodríguez durante su intervención en el ‘Seminario Internacional: Nueva arquitectura financiera regional’, realizado en la ciudad de Santa Cruz, Bolivia.

La alta funcionaria venezolana recordó que además de las sanciones que aplica EE.UU —especialmente a países que son «prósperos en energía» como Rusia, Irán, Venezuela, Irak, entre otros—, controla «uno de los instrumentos de agresión económica más exquisitos», el sistema SWIFT, que le permite, con tan «sólo apretar un botón», excluir a un país del sistema internacional de transacciones financieras, sobre todo cuando no está alineado a sus intereses.

Por tal motivo, resaltó Rodríguez, los países afectados por las sanciones, directa o indirectamente, deben apostar a la creación de una nueva estructura financiera internacional, una cuestión que es imprescindible cuando las sanciones de Washington y sus aliados, sobre todo de Europa, mantienen activas más de «26.000 medidas coercitivas unilaterales» en el mundo, y 930 de ellas son contra Venezuela, que equivalen a una pérdida de «casi 700.000 millones de dólares» de la economía venezolana.

La vicepresidenta venezolana también comentó que su país, al ser bloqueado por el SWIFT, perdió en «un segundo», «más del 77 %» de sus corresponsales bancarios internacionales. Esto, señaló, deja claro que la hegemonía de EE.UUy sus aliados utiliza «las medidas coercitivas unilaterales, mal llamadas sanciones, como medio de extorsión» contra los países, y son «el eje central de la política de guerra» de Washington. Por eso, añadió, la «exclusión de la vida económica comercial y financiera del mundo, nos lleva a replantear el camino».