Tensión por Malvinas: Argentina convoca a la embajadora británica

La Cancillería argentina convocó este lunes a la embajadora de Reino Unido en Buenos Aires, Kirsty Hayes, para expresar su disconformidad por la visita oficial que realizara a las Islas Malvinas el ministro de Exteriores británico, David Cameron, a finales del pasado febrero, recogen medios locales, que citan fuentes del despacho de la cancillera Diana Mondino. 

En el encuentro, del que participaron el vicecanciller Leopoldo Sahores, y la secretaria del Area Malvinas, Paola Di Chiaro, también se participó el malestar de la Casa Rosada por la decisión de Londres de ampliar la zona protegida de pesca en las adyacencias de las Islas Georgias del Sur y las Sandwich del Sur.

Otro tema tratado fue la protesta que elevara Argentina por el contrato que suscribieran en data reciente las Islas Malvinas con la compañía Harland & Wolff para la construcción de un puerto, en tanto sería competencia directa del existente en Ushuaia y fungiría como puerta de entrada a la Antártida. 

Del mismo modo, medios locales reseñan que si bien se produjo un encuentro formal y la parte argentina expuso sus reclamo, no puede considerarse una convocatoria en el sentido diplomático, pues la fórmula solo se usa cuando las acciones se consideran lesivas para las relaciones bilaterales. 

¿Las cosas en su lugar?

El pasado 21 de febrero, Mondino le reprochó a Cameron sus declaraciones y su visita al archipiélago, «tras lo cual reafirmó los derechos de soberanía de la República Argentina en la cuestión de las Islas Malvinas y reiteró la disposición de su país a resolver la disputa de conformidad con el mandato de la comunidad internacional», según se lee en un comunicado publicado entonces por su despacho. 

A modo de complemento, la funcionaria publicó en su cuenta de X una fotografía con su homólogo británico acompañada del texto: «Poniendo las cosas en su lugar«. 

En aquel momento, calificó el encuentro como «muy productivo», pero admitió que la disputa por la soberanía de las Islas sigue siendo un tema que torna difícil el relacionamiento entre los dos gobiernos. 

«No hay discusión posible por las Malvinas, está en la Constitución. Buscamos la mejor forma de lograrlo, cambiando las estrategias para no llegar a opciones como una guerra o negarle relaciones a Inglaterra, como se hizo antes», sostuvo. 

Tomado de RT